jueves, 28 de octubre de 2010

¿que es la comunicación global?

“La comunicación global pone de manifiesto la relación dialéctica entre lo externo y lo interno del discurso”. L Schvarstein

En espacios anteriores se había mencionado que dentro de todo tipo de organización existe una tipología de la comunicación: instrumental, mutativa, motivacional y simbólica y, que cada una de ellas debe ser utilizada por los líderes de acuerdo a la situación y las personas involucradas. La comunicación global no se refiere a la “Comunicación Institucional”, esta connotación por su excesivo uso pierde su esencia fundamental como tal, la cual se refiere a las comunicaciones que una organización implanta con su área de influencia, representa un ámbito, el de las relaciones públicas, en consecuencia logra un sentido parcial. Por otra parte el objetivo fundamental de la comunicación social es significar la interrelación entre la gente, identificar la posición de cada una de ellas en la estructura del grupo y de la organización, lo cual admite que dichas personas compartan su presente. En los escenarios en donde se produce este tipo de comunicación, existe “un aquí y ahora” el cual es perceptible desde la perspectiva sincrónica; pero además en dichos ambientes también existe “un allá y entonces” que es una percepción diacrónica. El aspecto social de la comunicación finaliza edificando una situación futura segura de la realidad interna y externa, creando circunstancias consensuales que subyacentemente existe un ethos, un sistema de valores y una moral muy clara.

Como consecuencia de los procesos de integración que están sucediendo en las últimas décadas, el significado de comunicación global ha obtenido un espacio preponderante en la sociedad actual, el cual ha sido significado por diferentes especialistas de formas muy diversas y en algunas oportunidades hasta antagonismos se han presentando. La noción de esta tipología organizacional ha sido referida por el especialista L. Schvarstein de tres formas; a) la que alude a la comunicación en un mundo globalizado; b) la que demanda la coherencia entre el decir y el hacer, proponiéndola como una cuestión tanto ética como de eficacia y c) la que postula la articulación y la coherencia entre los procesos de comunicación externa e interna. Este autor habiendo agotado los dos primeros grupos, se ha dedicado con mayor ahínco a profundizar sobre la tercera característica.

El concepto de comunicación global puede entenderse como el impulso evidente de controlar el pronunciamiento identificatorio tanto de las declaraciones externas como las internas, esta idea sin lugar a dudas requiere tomar en cuenta los recursos tecnológicos, los equipos y herramientas existentes dentro de los procesos comunicacionales, que podrían utilizarse como un modo de estructurar y controlar el discurso.

De acuerdo con los especialistas en este apasionado tema de la comunicación, existe una gran similitud y diferencia entre “discurso” y “comunicación”. La primera de ellas está representada por los signos en el seno del contexto social autónomo (semiótica), integrante del asunto de identificación, los cuales están contemplados en los procesos de la comunicación organizacional. “No existe significado del significante fuera de la comunicación”, entendiéndose ésta última como los procesos de crear sentido. Mientras, que la diferencia reside en que la comunicación entendida como tal es una generalidad más amplia e inclusiva de dicha noción de discurso, básicamente tomando en cuenta el significado restringido que adquiere la comunicación cuando está sometida a una nueva estructura.

La comunicación global debe tener una relación directa entre una carta promocional (newsletter) dirigida a los clientes y una política (house organ) distribuida internamente en una organización. Concebida desde el punto de vista de puente indispensable entre las comunicaciones internas y externas, pareciera ser que se requiere entonces que sea una misma lógica la que produzca ambos contactos, sin embargo; algunos tratadistas consideran este pedimento como inapropiado. Por cuanto, desarrollar ideas de los aspectos internos y de los externos conlleva necesariamente a una contradicción. Tratando de minimizar este antagonismo, sería recomendable tomar en cuenta que los polos de ambos procesos producen una tensión que puede disgregarse en diferentes elementos fundamentales. Entre los que se pueden mencionar figuran los siguientes: objetivos, alcance, espacio contenido, paradigma, la organización como tal; momento dialéctico; contradicciones, retórica, utilización de apoyo, cronología, destinatarios, segmentación y grado de control. En cada uno de esos componentes se identifican las aristas principales, por ejemplo en el primer componente (objetivos) en la comunicación interna serían: informar, convocar, participar y reflexionar; mientras que en la comunicación externa serían: seducir, persuadir, invitar, solicitar.

En la tipología de comunicación global, se debe evitar a como de lugar la distorsión sistemática de la comunicación, garantizando que las reglas de la realidad discursiva no tengan que ver con los intereses privilegiados, trayendo como consecuencia muchas relaciones de poder asimétricas y produciendo por supuesto un falso consenso. En casi todas las organizaciones existe una realidad reciproca entre la autoridad no legitima y la comunicación sistemáticamente distorsionada. Para que sea exitosa la comunicación global se debe garantizar el logro de las siguientes variables: verdad, rectitud, confianza e inteligibilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada